Escuela Ferreries de Tortosa - Acondicionamiento acústico

Solución del problema acústico del espacio del comedor de la escuela.

Imagen de la sala antes de adecuarla acusticamente

"Era como estar en un infierno", nos explica uno de los profesores de la escuela Ferreries de Tortosa. Después de la visita general del espacio se realizaron las correspondientes pruebas de sonido, la RT ( sonido provocado por los rebotes en las paredes) superaban los 1,7 segundos en frecuencias muy audibles en los medios agudos, esto provocaba que toda palabra pronunciada fuera difícil de entender por su receptor. Si añadimos que las voces de los niños ya son, por naturaleza, más agudas, ellos no se entendían e iban subiendo el tono de la voz hasta acabar gritando.

Un espacio cerrado con 300 niños gritando...seguramente era peor que el infierno que nos describían. Después de nuestra actuación (colocación de placas con material súper absorbente), el residuo de RT era de 0,63 segundos, las frecuencias medias y agudas estaban atenuadas y las graves ya no viajaban a través de la sala.

Valoración sonido RT después de Gravis

En una valoración del 1 al 10, nuestro cliente nos ha valorado con un 10. Nuevamente un buen trabajo realizado por el equipo de Gravis.