Facebook Pixel

Pasivos o Activos, qué Altavoces necesito?

07/03/2023

Principales diferencias de los altavoces pasivos y activos y cuàles necesito según mis necesidades

Actualmente, el mercado tecnológico nos ofrece un inmenso catálogo de productos que cumple con nuestras necesidades y objetivos. En el mundo de los altavoces, encontramos diferentes tipos de altavoz, Subwoofers, altavoces en altura, en la pared, más grandes, más pequeños...,

La característica más importante a tener en cuenta a la hora de comprar un altavoz es si queremos que sean activos o pasivos. Ambas opciones son muy diferentes y que están directamente vinculadas a las necesidades y presupuesto de que dispone.

A continuación te explicaremos las características de los altavoces activos o pasivos y qué tener en cuenta a la hora de elegir un altavoz.

ALTAVOZ PASIVO

El altavoz pasivo es el modelo clásico y el más utilizado a lo largo de la historia de la Alta Fidelidad. Para funcionar debe estar conectado por cable a un amplificador y así reciben una señal de sonido analógico previamente amplificado.

Suelen contar con, al menos, dos drivers distinguidos. El tweeter se encarga de reproducir los tonos agudos (altos frecuencias) y el woofer el rango medio y los graves. El filtro crossover que incluye los altavoces pasivos se encarga de dividir la ola de sonido. Así, envía a cada driver la parte de la onda que debe reproducir.

ALTAVOZ ACTIVO

El altavoz activo, también llamado autoamplificado, está constituido por una caja que incorpora un amplificador y un altavoz, lo que significa que es capaz de tratar y amplificar el sonido por sí mismo, y posteriormente reproducirlo a través del altavoz.

Son altavoces que proporcionan un sonido de muy buena calidad, pasando a ser la opción habitual a nivel profesional, como estudios de grabación. Su electrónica incluye, en la mayoría de casos, un convertidor DAC para recibir directamente archivos en formato digital. También suelen estar equipados con receptores inalámbricos, como el Bluetooth.

Entonces... ¿qué altavoz necesito?

Podemos analizar ventajas, desventajas, realizar comparativas de los dos altavoces, pero al final la característica más importante es, qué funcionalidad le vamos a dar a los altavoces. 

  • Uso doméstico, menos espacio y sin la necesidad de un amplificador externo... Necesitarás un ALTAVOZ ACTIVO.

Tienen una instalación muy sencilla, sobre todo para el uso inalámbrico. Se conectan a la corriente, o se carga la batería. Además, funcionan de forma autónoma, se conectan a una fuente de sonido. La amplificación interna también permite que haya menos posibilidad de interferencias por culpa del cableado, ya que cuenta con menos cables.

Son la opción “todo en uno” ideal para, por ejemplo, producir música en tu casa o “home studio”, o en un estudio de grabación, o también para transportarlos fácilmente. 

  • Sonido fijo en exteriores, control del sonido o ya has adquirido un amplificador, tu altavoz es el PASIVO

El uso de los altavoces pasivos se puede aplicar a muchos ámbitos distintos de la música: desde equipo de Hi-Fi (alta fidelidad) a pantallas que acompañen a un cabezal de guitarra eléctrica o bajo eléctrico. Te permite mejorar o modificar el sonido sin tener que cambiar los altavoces, simplemente tendrás que cambiar o mejorar el amplificador o previo. Los altavoces pasivos pueden funcionar durante décadas. Adaptando las mejoras en los componentes del equipo Hi-Fi y utilizando un mejor cable, o mejores amplificadores externos, hará que reproduzcan mejor.


¿Sigues sin tener claro qué altavoz necesitas?Te gustaría conocer las diferentes posibilidades de integración audiovisual y electroacústica?

¡Llámanos a 972 460 400 o contacta a través del siguiente formulario y te haremos una visita técnica gratuita!

Te asesoraremos para elegir la solución más adecuada a tus necesidades y recursos. También podemos encargarnos de la instalación y configuración para que no tengas que preocuparte de nada.